A veces, hay días que me gustaría entrar en su mente, y descubrir aquello que piensa y que no me dice. Palabras que, quizás, me hagan sentir mal. No me importa. Me gustaría saber lo que pasa por su cabeza, sus preocupaciones, sus inquietudes, sus sueños.
Me gustaría tener una forma de ayudarle, de demostrarle que siempre estaré cuando me necesite y cuando no, y que puede contar conmigo en esos momentos en los que cree que el mundo es un agujero negro que no lleva a ninguna parte y nadie le sabe comprender.
Quiero nadar en el mar de sus más profundos pensamientos, y ayudarle a llegar hasta la orilla, cogiéndole de la mano y susurrándole que no tenga miedo, que yo seré su luz y que nunca caminará en la oscuridad.
Quiero...quiero...una palabra que me gusta muchísimo y valoro aún más: CONFIANZA.


Si el quiere la mía, yo sin más, se la regalo. 
Es suya.


Por Fantasía vs Realidad  

2 comentarios:

  1. Me encantó, muy tierno lo que dijiste :)
    Amé la frase al final.
    Un besito y cuidate!.

    ResponderEliminar
  2. aaaa *---*
    me encantoo !

    un abrazoo (:

    ResponderEliminar

Deja tu opinión aquí (: